El periodista Ángel Expósito entrevistó al rector, Rubén Calderón en el programa La Tarde de COPE

Archivo de noticias
angel-exposito-cope

El rector de la Universidad Europea del Atlántico, Rubén Calderón participó ayer en el programa de radio La Tarde de COPE, emitido a nivel nacional desde las instalaciones de la empresa Viesgo, con motivo de su ciento diez aniversario.

El programa, que presenta el periodista Ángel Expósito, recogió también sendas entrevistas con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y con el presidente y consejero delegado de Viesgo, Miguel Antoñanzas.

La intervención de Calderón comenzó respondiendo a una simpática introducción de Expósito quien afirmó que de la Universidad Europea del Atlántico le gusta “hasta el nombre, que mola mucho”. El rector contestó que “no fue ninguna casualidad adoptar ese nombre, ya que la fundación de la que dependemos tiene una estrecha relación con América y, siendo europeos, también era interesante incluir la palabra Atlántico, porque es el vínculo que une estas dos orillas”.

Tras describir la oferta académica que propone la Universidad Europea del Atlántico, Expósito quiso saber si había percibido un overbooking universitario en la ciudad. “Los datos del estudio que efectuamos en 2012 decían que hay sitio más que suficiente –explicó Calderón- y la realidad lo ha demostrado. Nosotros aportamos, además una serie de carreras que complementan la oferta de Cantabria. Muchas no las había en Cantabria e incluso algunos no las había en todo el norte de España”.

El presentador de La Tarde de COPE se interesó después por la Cátedra de Cultura Emprendedora, recientemente acordada en el marco de un convenio con el BBVA. “El emprendimiento está en nuestro ADN, somos una universidad volcada hacia el mercado. Entendemos que cualquier titulado tiene que adquirir conocimientos sobre el mundo de la empresa”.

Interesado por la procedencia de los estudiantes, el rector de la Universidad Europea del Atlántico señaló que “nuestra idea es que la composición final sea de un 60% de alumnos procedentes de la región, un 20% procedente de otras regiones españolas, especialmente las limítrofes y un 20% de alumnos extranjeros”.

Para concluir, Expósito quiso saber el nivel con en el que llegan los estudiantes a la universidad. “Cuando tenía 18 años, yo escuchaba  que la generación anterior estaba mejor formada que la mía. Lo cierto es que, antes, los estudiantes acudían a la universidad con una formación generalista muy sólida”.