El investigador Maurizio Battino reflexionó sobre el papel fundamental de los alimentos vegetales en nuestra dieta

Archivo de noticias
maurizio
Maurizio Battino reflexionó sobre el papel de los alimentos vegetales

El investigador italiano Maurizio Battino, profesor de la Universitá Politechnica delle Marche (Ancona) y director científico de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea del Atlántico ha ofrecido una interesante conferencia en el Ateneo de Santander. El acto fue presentado por Sandra Sumalla, decana y profesora de la propia facultad.

La ponencia llevaba por título “Globesity y Obesity. El papel fundamental de los alimentos vegetales” y, a través de ella, Battino ha intentado concienciar al auditorio de la importancia de mantener una alimentación saludable, para lo cual es imprescindible consumir una importante cantidad de este tipo de alimentos.

El profesor comenzó señalando que “los grandes problemas de salud pública, no solo afectan a la propia salud del ciudadano, sino también al bolsillo, puesto que la financiación de las soluciones se hace a través de los impuestos”. Pero Battino sorprendió notablemente al auditorio cuando repasó las muertes en el mundo causadas por enfermedades como el sida o el ébola y las comparó con otras como el sarampión o el cáncer. “En plena crisis del ébola, los fallecimientos por culpa de esa enfermedad, a nivel mundial, ascendieron a 11.300 en un año; pero en el mismo período, las muertes por sarampión alcanzaron los 122.000”.

battino

El investigador Maurizio Battino y la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNEATLANTICO, Sandra Sumalla

Este fue el punto de partida que Maurizio Battino utilizó para concluir que “aunque algunas enfermedades infecciosas pueden asustar mucho a la opinión pública, lo cierto es que las que causan más muertes son de tipo crónico-degenerativo”. Las causas de la proliferación de este último tipo son esencialmente tres, “una dieta no saludable, inactividad física y consumo de tabaco. La que menos me preocupa –indicó el conferenciante-, es esta última porque basta con no fumar para eliminar ese riesgo. Pero las otras dos son más complicadas porque forman parte de nuestra forma de vivir, que ha cambiado drásticamente, sobre todo, desde 1990. En la actualidad, por ejemplo hay más de 1.000 millones de personas en el mundo con sobrepeso”.

Aunque algunas organizaciones sanitarias han intentado cambiar las cosas, sus iniciativas no han tenido demasiado éxito. “La llamada 5a day, que consiste en tomar cinco veces al día una porción de fruta o legumbre, pero no mayor de lo que cabe en el cuenco de la mano, no ha tenido seguimiento. Cambiar los hábitos es muy difícil, pero en este caso, además, estos alimentos no son baratos”.

Para prevenir las enfermedades crónico-degenerativas, Battino aconsejó “una dieta rica en alimentos vegetales. Según la Organización Mundial de la Salud, la dieta de un omnívoro debería contener en torno a un 81% de alimentos vegetales y en Europa apenas llegamos a un 55%. Por otro lado, el consumo de carnes rojas y procesadas puede ser cancerígeno. El problema se agrava porque quien consume mucha carne suele quedar saciado y no toma fruta u otro tipo de vegetales. Es decir, no solo consume lo que no debe, sino que además no consume nada de lo que debe”.