Estudiantes de CAFYD gestionaron el bautismo de surf de un grupo de chicos y chicas con diagnóstico TEA y TGD

Archivo de noticias
sardinero
El bautismo de surf tuvo lugar en la playa de El Sardinero

Tres estudiantes del grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Europea del Atlántico han llevado a cabo un proyecto para la asignatura Educación Física y su Didáctica consistente en la gestión y la puesta en marcha del bautismo de surf para un grupo de chicos y chicas con diagnóstico TEA y TGD..

Los estudiantes –Marcos Martínez, Roberto Hernando y Juan Merodio– eligieron el Colegio El Molino, en el que están inscritos alumnos con algún diagnóstico de Trastorno de Espectro Autista (TEA) o Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) y se encargaron de presentarse en el colegio, ofrecer el proyecto y finalmente ponerlo en marcha.

Su trabajo se enmarca dentro del concepto de Aprendizaje y Servicio, que pretende combinar el estudio con la ayuda a la comunidad. Por ello diseñaron este plan que comenzó conociendo el colegio, las peculiaridades de los alumnos, así como su escolaridad/realidad y adaptaron la actividad a sus recursos pedagógicos. Además se vieron obligados a tomar decisiones en torno a la responsabilidad social de la actividad y a implicar a alguna empresa y al propio colegio.

El bautismo de surf tuvo lugar en la playa de El Sardinero y contó con la ayuda desinteresada de la empresa Black Ball, que cedió el material y las instalaciones para colaborar con la idea. Participaron casi una decena de chicos y chicas del Colegio El Molino, así como algún miembro de la Asociación de Padres del Síndrome de Trastorno Espectro Autista y otros Trastornos Generalizados del Desarrollo de Cantabria (APTACAN).

Estas prácticas van más allá de los contenidos teóricos de la asignatura y obligan a los estudiantes a posicionarse social y personalmente. De igual forma, el desarrollo de estos proyectos hace que los estudiantes trabajen en los contenidos  que aprenden más allá de las fechas lectivas y les ayuda a crecer en el aspecto académico, pero también personalmente.