Más de una treintena de niños y niñas potenciaron su creatividad en el segundo Campus Tecnológico de verano

Archivo de noticias
cuatro
Los participantes desarrollaron su creatividad en el Campus Tecnológico de verano

Más de una treintena de niños y niñas entre los seis y los dieciséis años han completado el Campus Tecnológico de verano que la Universidad Europea del Atlántico puso en marcha en colaboración con la empresa Play Code. Esta ha sido la segunda edición del campus, que comenzó el verano de 2016, si bien, dado el interés mostrado por algunos participantes, también se desarrollaron algunos talleres tecnológicos durante la semana del carnaval.

El Campus Tecnológico se ha llevado a cabo en dos turnos, coincidiendo el primero con la última semana de junio y el segundo con la primera de julio. Entre las principales actividades en las que han trabajado los participantes cabe destacar los  talleres para iniciarse en el mundo de la programación, la robótica, el diseño, la  impresión 3D y los drones. Por otro lado, los participantes también han tomado parte en otro grupo de actividades relacionadas con la comunicación, ya que han trabajado en el plató de televisión y la radio del campus, convirtiéndose en improvisados periodistas.

Gracias al conjunto de actividades diseñadas por Play Code y la Universidad Europea del Atlántico, los niños han podido descubrir cómo utilizar la tecnología para expresar su creatividad, construir, colaborar y compartir. Así mismo, han tenido la oportunidad de conocer nuevos amigos y aprender los primeros fundamentos del lenguaje de su futuro: el de la programación.

Las clases de robótica estaban preparadas para que el alumno se sumerja en el mundo de la ingeniería y la física aplicada de la manera más divertida e interactiva. No solo trabajaron la programación y la mecánica, sino que se reforzó también el concepto de trabajo en equipo y cooperación.

Los niños se lo pasaron muy bien con los drones, descubrieron sus partes e incluso pudieron pilotarlos. Además, conocieron que los videojuegos no solamente sirven para jugar, sino que existe toda una programación detrás de ellos, que también puede ser muy interesante. Finalmente, el diseño y la impresión 3D les permitió potenciar su creatividad; trabajando con ambos se interconectaron la programación y la robótica infantil.

La Universidad Europea del Atlántico dispone de una Escuela Politécnica Superior, en la que se imparten los grados en Ingeniería Informática, Ingeniería  de Organización Industrial e Ingeniería de las Industrias Alimentarias y Agrarias.