El director de la Academia Cubana de la Lengua califica al idioma español como seña de identidad y cohesión

Archivo de noticias
cuba
La profesora Araceli Alonso y el director de la Academia Cubana de la Lengua, Rogelio Rodríguez

El Ateneo de Santander fue el escenario de una mesa redonda sobre el idioma español bajo el tema “Las academias, las universidades y los hablantes” en la que participaron los directores de las Academias de la Lengua de Cuba y Panamá. La profesora Araceli Alonso, que imparte docencia en la Universidad Europea del Atlántico, fue la presentadora del acto y moderadora del debate.

Intervino en primer lugar Margarita Vásquez, directora de la Academia Panameña de la Lengua, quien realizó una introducción sobre el valor de la palabra oral, subrayando su pérdida de peso en cuanto a certificado de garantía. “Antes, la palabra de un caballero era algo incuestionable”, indicó Vásquez, quien consideró a las academias de la lengua como “responsables de recuperar ese valor perdido”.

La académica panameña se refirió también a los modelos lingüísticos del español para afirmar que “no existe un modelo de correcto español. Tan valioso es el que se habla en Castilla como el de Cuba, Puerto Rico o Colombia. Lo que intentan las academias es prestigiar esas maneras de hablar español, pero no solo las propias de América, sino también las propias de España, pues tiene sus peculiaridades el español que habla un andaluz o el español que habla un gallego”.

panama

Margarita Vásquez, directora de la Academia Panameña de la Lengua

Por su parte, el director de la Academia Cubana de la Lengua, Rogelio Rodríguez, se refirió al hecho de que los países hispanoamericanos “crearon sus academias de la lengua española muy poquito después de que se independizasen de España. Llama la atención cómo el español se convirtió en una seña de identidad y cohesión en estos países, incluso una vez liberados del colonialismo. En Cuba, por ejemplo, el idioma español fue un símbolo de resistencia frente a los Estados Unidos. En Colombia, por su parte, eran tantos los idiomas indígenas que se hablaban, que la única manera de comunicarse era el español. Incluso los esclavos africanos, de procedencia tan diversa, solo tenían el español como idioma común”.

En el posterior debate con el público, se discutió especialmente la invasión de anglicismos que amenaza al idioma español. “Esto no es preocupante si hay una institución que vela por el idioma. Además, hay que reconocer que también el inglés, sobre todo el de los Estados Unidos, también está invadido por numerosos términos procedentes del español”.

Ambos conferenciantes coincidieron en la importancia de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), “una institución creada en Zacatecas (México), en 1951, e integrada por las veintitrés academias de la lengua española existentes en el mundo con el propósito de trabajar conjuntamente por la integridad y crecimiento del idioma español”.