El doctor Sergio Castaño participó en una investigación pionera para validar un nuevo modelo relacionado con el autismo

09 Sep 2020
El doctor Sergio Castaño participó en una investigación pionera para validar un nuevo modelo relacionado con el autismo
El doctor Sergio Castaño es docente e investigador con afiliación a la Universidad Europea del Atlántico

El doctor Sergio Castaño, docente del grado en Psicología e investigador con afiliación a la Universidad Europea del Atlántico ha participado en una investigación pionera sobre la comunicación mediante ultrasonidos en ratas con inducción de modelos autistas. Además de constituir un estudio novedoso, este tipo de investigaciones tiene una gran sinergia con el área clínica, ya que son la base para comprender a nivel neurofuncional las deficiencias de comunicación en sujetos autistas y así poder experimentar con futuras terapias extrapolables a humanos.

En este proyecto han participado investigadores del Departamento de Psicología y Centro de Investigación de la Salud de la Universidad de Almería, el  Departamento de Psicología y Centro de Investigación para la Evaluación de la Conducta de la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona), el Instituto de Neurobiología del Mediterráneo (de la Universidad Aix-Marsella), además del propio doctor Castaño en representación del Departamento de Ciencias de la Salud de UNEATLANTICO.

En los últimos años, las vocalizaciones ultrasónicas (USV) en cachorros se han establecido como una buena herramienta para evaluar comportamientos relacionados con déficits de comunicación y estados emocionales observados en el trastorno del espectro autista (TEA). La exposición prenatal al ácido valproico (VPA) conduce a alteraciones y déficits de conducta social asociados con el autismo, y los efectos del VPA se consideran un modelo animal confiable de TEA.

Algunos estudios también sugieren que la exposición prenatal al clorpirifos (CPF) puede mejorar los comportamientos autistas. Para explorar estas similitudes, en el presente estudio se probó si la exposición prenatal a CPF en GD12.5-14.5 produce efectos que son comparables a los producidos por la exposición prenatal a VPA en GD12.5 en ratas Wistar lactantes. Utilizando el software Deep Squeeks, se evaluó el número total de USV, la latencia a la primera llamada, la duración media de la llamada, el pico de frecuencia principal, el pico de alta frecuencia y el tipo de llamadas.

 

Resultados de la investigación

De acuerdo con la hipótesis de trabajo, se encontró que la exposición, tanto a CPF como a VPA, conduce a un número significativamente menor de llamadas junto con una mayor latencia para producir la primera llamada. No se encontraron efectos significativos para las variables dependientes restantes. En conclusión, estos resultados sugieren que la exposición prenatal a CPF podría producir ciertos comportamientos que recuerdan a los observados en pacientes con TEA, pudiendo ser este un buen modelo para investigación con dicha patología.

Lo que se trata es de validar un nuevo modelo de autismo inducido en animales con el objetivo de proporcionar más herramientas para investigación en esta patología.  Estos modelos son esenciales para comprender cómo funcionan a nivel de procesamiento neuroanatómico los sujetos con espectro autista con el objetivo de poder investigar nuevas terapias para dichas patologías y que estas puedan ser extrapoladas a investigaciones  en  humanos.