Entrevistamos a Álvaro Hurtado, el primer estudiante chileno que ha cursado un período lectivo en UNEATLANTICO

Archivo de noticias
hurtado
Entrevistamos a Álvaro Hurtado, el primer estudiante chileno que ha cursado un período lectivo en UNEATLANTICO

En la filosofía de la Universidad Europea del Atlántico está, desde el primer momento, su carácter internacional. De hecho, en este curso 2016-2017 se ha producido un notable incremento de alumnos procedentes del extranjero, que suman ya una cifra notablemente superior al centenar. Entre los estudiantes que se incorporaron a nuestras aulas está el chileno Álvaro Hurtado, que acaba de concluir un período lectivo en el campus.

Antes de regresar a Chile, hemos hablado con Álvaro para conocer de primera mano su experiencia en la Universidad Europea del Atlántico. “La universidad tiene un enfoque muy claro hacia los extranjeros, así que todo está orientado a que la gente de fuera se sienta cómoda”. Respecto a la metodología de trabajo en la que se ha desenvuelto su estancia en España, Álvaro señala que “es excelente porque te hacen estudiar el semestre completo que vale un cincuenta por ciento y luego la calificación final es otro cincuenta por ciento, de modo que tienes que mantenerte estudiando siempre”.

Este estudiante chileno también destaca el trabajo de los profesores. “He tenido grandes profesores. Me llamó la atención el trato, el tuteo, pero es que están muy cercanos al alumno, así que no existe el usted. Esto crea un ambiente muy confortable, no hay una pirámide jerárquica marcada”.

La vocación multicultural de la Universidad Europea del Atlántico se manifiesta en el ambiente cosmopolita de las aulas, donde conviven alumnos y profesores de diferentes nacionalidades. “El procedimiento es muy bueno. Hay gente latinoamericana, asiática, africana,…”. Pero Álvaro está especialmente contento con el recibimiento por parte de sus compañeros españoles. “Ha sido increíble. En Santander me han recibido muy bien; es una ciudad pequeña, muy confortable. Se puede caminar, se puede conocer. Hay muchas cosas que hacer; hay cordillera cerca, hay mar. Hay bares, bibliotecas, museos. Los españoles tienen una manera de vivir la vida muy agradable; siendo europeos, son muy latinos, así que es muy fácil adaptarse para gente sudamericana”.

Resumiendo la experiencia, Álvaro recomienda fervientemente a sus compañeros de Chile seguir sus pasos. “Estudiar finanzas es igual en Chile, aquí o en cualquier otro lugar, pero lo que aprendí culturalmente, mi formación general, fue increíble. El cambio de visión, el cambio de perspectiva, han sido extraordinarios. Lo recomiendo totalmente”.