El profesor Iñaki Elío imparte esta semana cuatro conferencias en Guatemala y Panamá

Archivo de noticias

El profesor de la Universidad Europea del Atlántico Iñaki Elío tiene programadas esta semana cuatro conferencias diferentes en Guatemala y Panamá. Coincidiendo con la época de exámenes finales en la institución académica, el también doctor en Salud y Nutrición ha aprovechado para viajar a Centroamérica donde hablará sobre alimentación y desarrollo económico, dietas y productos milagro, nutrición y rendimiento deportivo, y estilos de vida y cáncer.

La primera de las charlas tendrá lugar mañana en el Hotel Las Américas de Ciudad de Guatemala y girará sobre cómo la superpoblación del planeta y el cambio climático está cambiando las formas de alimentación. El profesor Elío reflexionará sobre algunas de las soluciones que aporta al respecto la biotecnología alimentaria, como pueden ser los alimentos transgénicos o la utilización de sustancias químicas en la conservación de alimentos, y los debates que esto suscita a su alrededor.

Otra de las ponencias que impartirá estos días propone un repaso por los principales mitos alimentarios que se extienden entre la población y son asumidos como ciertos. Esas creencias populares, que carecen de fundamento científico y pueden provocar déficits nutricionales, terminan por integrarse en el día a día y acaban condicionando la alimentación. El objetivo de la charla es, por lo tanto, ofrecer ciertas pautas que ayuden a identificar esos mitos y a desmontarlos.

Para terminar, este especialista en Nutrición y Metabolismo ahondará en algunos de los procesos que se conoce que provocan que una célula normal pueda mutar a cancerosa. Entre ellos se encuentran el envejecimiento, la herencia genética y determinados tóxicos presentes en el medio ambiente.

Según explica Elío, las últimas publicaciones científicas muestran que un 50% de los procesos cancerosos actuales se deben al estilo de vida: consumo de bebidas alcohólicas, tabaquismo, exceso de peso y sedentarismo. Y, en contraposición, también se conoce que las dietas ricas en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres presentan un efecto protector.